Blog

El blog de Jack Percoca
HomeComida ItaloamericanaLos orígenes de la comida Italoamericana
La estatua de la libertad daba la bienvenida a los italianos que emigraban a América.

 

Mucha gente nos pregunta porque decidimos abrir un restaurante italoamericano en el barrio de Malasaña. Un simple vistazo a los orígenes de este tipo de comida os ayudará a comprender porque nos parece tan fascinante.

Como seguramente sabréis, la gastronomía es un universo en constante evolución. Y más aún en Nueva York, donde se concentran decenas de comunidades con sus respectivas tradiciones. Esa riqueza cultural, influida por los inmigrantes que cruzaron el charco en busca de una vida mejor, ha sido la base de la cocina estadounidense durante décadas. Y no se puede negar que Italia ha sido un pilar en el recetario de Estados Unidos.

A finales del siglo XIX, los italianos llegaron a la costa este de EE.UU. enfrentándose a numerosas adversidades, incluyendo las relativas a la alimentación. Entre ellos estaban algunos de nuestros ancestros que no solo debían enfrentar la falta de dinero para poder comprar, sino también la ausencia de los ingredientes a los que estaban acostumbrados. De hecho, la exportación de ingredientes italianos estuvo limitada por las leyes comerciales norteamericanas hasta hace relativamente poco.

Al empezar casi de cero, los “nuevos vecinos” tuvieron que aguzar el ingenio: actualizaron sus recetas tradicionales con lo que había, tomaron consejos de otras comunidades, y con conceptos tan humildes como la pasta, el tomate o la pizza generaron un sinfín de variedades.No se limitaron a imitar lo que conocían, se adaptaron a su nuevo hogar y empezaron a crear recetas italianas con toques neoyorquinos.

Hace cien años a unos cocineros neoyorquinos se les ocurrió mezclar los espaguetis con las albóndigas, sin esa idea nuestra Spaghetti Burger sería poco menos que ciencia ficción. Esta receta es una receta de aprovechamiento ya que las albóndigas se hacían con los cortes de carne más baratos y los cocineros vieron en ellas el acompañante perfecto para un plato de pasta. La receta fue evolucionando hasta llegar a los Spaghetti con albóndigas actuales que se realizan con carne de primerísima calidad.

Otro ejemplo de adaptación está en la pizza. Los italianos acostumbraban a servirlas completas, pero a un inmigrante de Manhattan se le ocurrió venderla en porciones para que las personas con menos recursos pudieran acceder a ella. Algo tan simple, y repudiado por los puristas, ayudó a que este plato se extendiese por todo el mundo. Después se empezaron a practicar con distintos tipos de masa e ingredientes.

Italia un emblema de la gastronomía que gracias a Estados Unidos enseñó al mundo la capacidad de transformar cualquier receta en un plato popular. El cine y la televisión han sido embajadores de excepción de este ejemplo de fusión gastronómica que ahora en Jack Percoca queremos compartir con vosotros.

Related articles

Leave a reply

Your email address will not be published. Required fields are marked

A %d blogueros les gusta esto: